Tel: 96 356 44 85 -

¿Has probado las clóchinas?

¿Has probado las clóchinas?

Aunque lo habitual y lo más demandado en el restaurante en la playa de Valencia sea la paella valenciana, no todo en esta vida tiene que ser arroz y hoy queremos presentar una alternativa que también representa muy bien la gastronomía de esta comunidad autónoma, como son las clóchinas valencianas.

Aunque por su aspecto en el Restaurante Llevant parezcan simples mejillones normales y corrientes, no es así. Las clóchinas son un auténtico manjar, evidentemente muy parecidos a los mejillones de aguas gallegas, pero con un sabor superior, como así aseguran los principales chefs y cocineros reputados de este país. Y la explicación de por qué tiene un sabor mucho más intenso es simple: se cría en aguas de Valencia, de ahí que se le conozca también como el mejillón del Mediterráneo, unas aguas mucho más saladas y nutritivas para el cultivo de este, con el plancton como principal alimento.

Al margen de su sabor, en el restaurante en la playa de Valencia se pueden distinguir de los mejillones gallegos o catalanes por su tamaño. Las clóchinas son más pequeñas, con un color más anaranjado y no tan rojo como el mejillón, además de ser más suave al paladar y con mucho más sabor.

Eso sí, a diferencia del mejillón gallego, su cultivo en las bateas del Puerto de Valencia es mucho más escaso. Su recogida llega en los meses de abril y se puede consumir hasta la primera semana de septiembre aproximadamente, siendo un producto escaso y por ende, más caro que el mejillón que se puede encontrar en cualquier época del año.